Dividendo IAG 2018

dividendo acciones iag 2018

Próximos dividendos IAG 2018 – Iberia

A continuación os presentamos el calendario de dividendos de IAG (antigua Iberia) para este ejercicio de 2018.

Dividendo IAG Noviembre 2018

Al igual que en ejercicios anteriores, es más que probable el pago de una retribución bruta similar a la abonada en julio, y que rondará de acuerdo con las estimaciones los 0,130 euros por acción. La fecha de pago podría ser el 29 de noviembre de 2018, en línea con años anteriores.

Rentabilidad por dividendo Iberia 2018

Con la cotización actual y la previsión de pago de dividendo correspondiente a 2018, IAG presenta una atractiva rentabilidad por dividendo en torno al 4% -ligeramente superior a la media de las acciones del IBEX-, habiendo subido su retribución nada menos que un 15% con respecto al año anterior, merced a los vientos de cola que soplan para su negocio.

Dividendo IAG Julio 2018

El dividendo de IAG para julio de este año está confirmado. Se ha pagado una retribución bruta de 0,145 euros por acción el día 2 de julio (con una rentabilidad aproximada del 2,15%). La fecha de corte para el accionista será el día 28 de junio

Calendario dividendo IAG 2018

En los últimos años IAG acostumbra a abonar dividendo semestral los meses de julio y diciembre de cada año. Para este año está confirmado el dividendo de julio de 2018, siendo más que probable el abono del dividendo de diciembre.

Política dividendo IAG 2018

De acuerdo con la Política Retributiva del Inversor y Accionista de la aerolínea, todos los dividendos que se vayan a abonar, debe estar aprobados por la Junta General de Accionistas.

Para este año 2018 Iberia confía en que sus beneficios sigan incrementándose gracias a un precio de combustible más favorable y unos tipos de cambio favorables para la operativa del negocio.

En el ámbito operativo, según declaraciones del pasado 23 de febrero, se espera al mismo tiempo un incremento de los ingresos unitarios por pasajero y una reducción en los costes de negocio, lo cual redundará en un claro aumento del margen operativo, los millones de beneficio y el desarrollo de unos sólidos cimientos para el incremento progresivo del dividendo a repartir.